INDICACIONES

Prevenir es la mejor manera de preservar la salud, el osteópata puede ayudar a mantener el equilibrio somático para evitar la enfermedad.
La Osteopatía se aplica a cualquier edad, tanto en personas jóvenes, adultas, ancianos y niños.
Está especialmente indicada para deportistas e incluso embarazadas.
Las técnicas siempre son específicas y adaptadas al paciente.
Cuando la patología ya se presentó, el gran abanico de padecimientos que habitualmente se tratan:

  • Esfera Estructural: lumbalgias, lumbociatalgias, cruralgias, cervicalgias, tortícolis, dorsalgias, hernias discales, neuralgias cervicobraquiales, síndromes del túnel carpiano, tarsiano o de Guyón, esguinces (especialmente los crónicos), fibromialgia, tendinitis, etc.

  • Esfera Visceral: gastritis, reflujo gastro-esofágico, hernia de hiato, síndrome de intestino irritable, estreñimiento, dispepsia, síndromes pre-menstruales, infertilidad, endometriosis, ovarios poliquisticos, etc.

  • Esfera craneosacral y/o oclusal: migrañas (agudas o crónicas), cefaleas tensionales, neuralgia de Árnold, neuralgia del trigémino, acúfenos (zumbidos), mareos, vértigos, alteraciones visuales funcionales, disfunciones de Articulación Témporo Mandibular, complementa al tratamiento ortodóntico (brackets), etc.